SAN JUAN DEL RÍO, Qro., 21 de octubre de 2013.- Tras declararse zona de alto riesgo una parte del Barrio de la Cruz, Fabián Pineda Morales, presidente municipal de San Juan del Río, informó que se buscó el cien por ciento de los recursos ante la federación, para que antes de que concluya el año,  se inicie con la obra de anclaje de las rocas.

El edil destacó que es muy importante este logro, pues son los primeros en ser autorizados por parte de la federación, donde se dictaminó una zona de alto riesgo,  “la prevención  es importante para la federación, para el municipio y para el estado”.

Señaló que ahora se está trabajando con Protección Civil, tanto estatal como municipal, para que en cuanto se tenga el recurso se inicien las obras de anclaje.

Por su parte, Luis Enrique López Anaya, director de Protección Civil municipal, dijo que este proyecto está en la etapa de trámites, teniendo constantes reuniones con gestión de emergencias del estado, con la finalidad de gestionar dichos recursos ante el programa nuevo del Fondo Nacional de Desastres (FONDEN), que es para obras en material de prevención.

Recordó que en el mes de julio llegó al Barrio de la Cruz, el personal de investigación en fenómenos geológicos de parte del CENAPRED, quienes realizaron los estudios correspondientes en la zona, y en días pasados entregados los resultados, donde se cataloga una parte del municipio como zonas de muy alto riesgo.

Informó que para lograr esto, se tuvo que recorrer un camino muy largo, pues se tienen que presentar formatos, tienen que ser autorizados por protección civil estatal, además de ser firmados por el gobernador del estado, los cuales se están elaborado hasta el día de hoy, y será la próxima semana se reunirán con gestiones de emergencias para el llenado de la documentación.

El dictamen del CENAPRED, es uno de los documentos requeridos para continuar con los trámites, explicando López Anaya que ya se le hicieron varias recomendaciones al ser una zona de alto riesgo, como es la reubicación  de las 13 familias, un aproximado de 56 personas, que fueron ya cumplidas desde hace tres o cuatro meses por el ayuntamiento, por la temporada de lluvias.

Señaló que en los taludes hay diversas fracturas, por lo que el anclaje es necesario, obra que fue catalogada por las autoridades federales de favorable, y solamente se espera la presentación de los documentos y en un plazo de 120 a 15 días les autorizan el recuso de hasta el 100 por ciento.

El costo de la obra, informó, es de 3 millones 800 mil pesos, el cual consiste en un enmallado hidráulico, anclajes que calificó de muy grandes, ya que dijo, son de una altura de más de 30 metros, “para poder anclar estos taludes y poder garantizar la seguridad a la ciudadanía”.

López Anaya dijo que una empresa queretana fue quien realizo los estudios en Lomo de Toro, Ramos Millán y Barrio de la Cruz, con ingenieros geotecnistas  pero es en este último lugar donde hay más riesgos.

Pero para las otras dos zonas, se estarán buscando recursos con la finalidad de que se califique la zona por los especialistas y saber a cuánto ascienden los gastos.