QUERÉTARO, Qro., 22 de septiembre de 2014.- No existe un acuerdo sobre quién presidirá la Mesa Directiva de la Legislatura Local, aseguró el coordinador de la fracción del Partido Acción Nacional (PAN), diputado Guillermo Vega Guerrero.

Aunque descartó una obsesión de su fracción para presidir esta mesa, el legislador local negó que exista algún acuerdo para que el diputado de Movimiento Ciudadano, Marco Antonio León Hernández, sea el nuevo presidente del organismo legislativo.

Recordó que este 26 de septiembre termina el periodo de la Mesa Directiva del diputado Braulio Guerra Urbiola y el panista señaló que cualquiera de los 25 legisladores podría ocupar el cargo, incluso por un periodo menor, pero no hay acuerdos concretos.

Este martes se realizará una reunión en la Junta de Concertación Política donde podría llegarse a un acuerdo para el cambio en la Mesa Directiva y sostuvo que el PAN sigue con la convicción de ocupar esa presidencia.

“Desconozco dónde se filtró el nombre de Marco León, al que respetamos y reconocemos su trayectoria, pero no hay ningún acuerdo ni firmado ni hablado, esto termina el 26 de septiembre, mañana tenemos junta de concertación y podremos tomar una decisión, el tiempo ya alcanzó el cambio, pero no hay nada hablado, no hay ningún acuerdo”, insistió.

Guillermo Vega previó la posibilidad de que quien ocupe la Mesa Directiva negocie el tiempo que estará en el cargo, porque si bien el diputado Braulio Guerra estuvo un año, “ahora podría ser por menos meses”.

“La intención es cerrar este año con el PAN en la presidencia de la Mesa Directiva, en función del tamaño de nuestra bancada, somos 10 diputados, el PRI llevó año y medio la mesa directiva, el PAN solo seis”, agregó el diputado.

Aclaró que “no hay obsesión por nuestra parte, pero vamos a seguir insistiendo, viene un periodo muy importante: culminar la agenda legislativa, la común, el presupuesto del estado de impulsar reformas como desarrollo social, la Fiscalía General del estado, cambios a la ley orgánica, es un periodo próspero, que sigue estando ajeno a procesos electorales”.