QUERÉTARO, Qro., 9 septiembre 2015.- Un bebé de aproximadamente un mes de nacido ingresó con pronóstico reservado al Hospital del Niño y la Mujer donde había salido unos minutos tras ser dado de alta.

El padre narró que al salir del nosocomio llegaron a una farmacia en la colonia Palmas y empezó el menor a tener problemas respiratorios, por lo que solicitan auxilio y los empleados a su vez a policías municipales.

Al ver esta circunstancia, lo suben a la patrulla y trasladan al nosocomio donde ya no lo querían recibir.

Tras una larga discusión que hizo su padre por presunta negligencia fue recibido y el pronóstico es reservado.