CIUDAD DE MÉXICO, 11 de mayo de 2015.- La violencia originada por grupos delincuenciales fue la causa principal de que al menos 35 mil 433 personas fueran víctimas de desplazamiento forzado interno en el país, en los estados de Chiapas, Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Sinaloa y Jalisco fue donde más se presentó este problema.

De acuerdo con el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, se realizó un muestreo y cruce de datos con diferentes organizaciones sociales para establecer un primer censo sobre estas personas que han dejado sus lugares de origen.

Exhortó a que los tres niveles de gobierno empaten sus estrategias para elaborar un censo nacional e identificar un número más apegado a la realidad sobre este tema.