Para experimentar estados alterados sería suficiente implantar un microprocesador

QUERÉTARO, Qro., 31 de diciembre de 2015.- La industria de las drogas legales e ilegales sufriría un cambio radical ante el uso de la tecnología; sustancias como la cocaína, mariguana o válium serían reemplazadas por un chip, publicó Excelsior.

Los nuevos dispositivos serían capaces de enviar señales neuronales para provocar excitación, euforia, distorsión de la realidad, incluso alucinaciones.

De acuerdo con Dmitry Bestuzhev, director del Equipo de Investigación y Análisis para Kaspersky Lab América Latina, esta tecnología puede cambiar el mercado de los estupefacientes en los próximos 20 o 30 años, ya que la manipulación del cerebro es un proceso muy complejo.

Sigue la nota aquí