La gendarmería gala dijo que publicar las fotos de los hijos sin consentimiento es una violación a las leyes de privacidad

QUERÉTARO, Qro., 2 de marzo del 2016.- Autoridades de Francia evitarán que los pequeños usuarios de Facebook y Twitter sean avergonzados por sus padres en Internet, pues de hacerlo podrían pagar una multa de más de 45 mil euros y un año en la cárcel, citó LópezDoriga.

Si un padre publica detalles de la vida privada o imágenes de sus hijos en Internet, sin su consentimiento, los afectados podrían demandarlo debido a una violación en las leyes locales de privacidad.

“Los niños en ciertos momentos no desean ser fotografiados o aún menos que esas imágenes se hagan públicas”, argumentó Eric Delcroix, experto en ética y leyes en Internet.

Sigue la nota aquí