QUERÉTARO, Qro., 24 de febrero de 2015.- Las demandas laborales disminuyeron en los últimos dos años, debido a los candados que se pusieron en la Reforma Laboral, que impiden pagar más de 12 meses de salarios caídos y que castigan los métodos dolosos para alargar los procesos, informó el presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, Marco Antonio Sánchez Mandujano.

Con 8 mil 128 demandas laborales en el 2014 y mil 526 en lo que va de este año, estimó que ahora los trabajadores y los patrones prefieren llegar a un acuerdo que se plasme en un convenio ante la Junta, en lugar de enfrentarse en un proceso legal que les llevará mucho más tiempo.

Casi el 70 por ciento de las demandas se arreglan mediante la conciliación y el otro 30 por ciento se litiga todo el juicio hasta las últimas consecuencias, aunque en el 60 por ciento de estos últimos casos se otorga la razón al trabajador.

“Hemos tenido a partir de la reforma a la Ley Federal del Trabajo, el 30 de noviembre de 2012, unas cifras alentadoras considero yo, con motivo de la reforma laboral, en el año 2014, recibimos un total de ocho mil 128 demandas es un número inferior al 2013, en el 2013 habíamos recibido cerca de nueve mil 653 demandas”, detalló.

A la par de la disminución de las demandas, aumentaron los convenios. En el 2013 se recibieron 10 mil 238 convenios y en el 2014 nueve mil 653, ambas cifras superaron la cantidad de demandas laborales y este año se tienen mil 615 convenios, es decir, cien expedientes más que las demandas que se presentaron en los primeros meses del año.

Esta tendencia, explicó el presidente de la Junta, se debe a la reforma laboral que modificó el procedimiento para agilizar la atención a estas demandas, además que estableció sanciones para quienes de manera dolosa interponen recursos para retrasar los procedimientos y se puso tope al pago de salarios caídos.

“Se veía a los juicios laborales como un negocio, muchas personas los hacían largos tratando de obtener mayor beneficio con los salarios caídos, ahora se limitan a 12 meses, esto ha motivado, ha hecho que los juicios sean más ágiles, que las personas en lugar de demandar prefieran llegar a convenios. Si los juicios llegasen a durar más tiempo, se paga un interés mensual del dos por ciento, sobre un tope de 15 meses de salario”, abundó.

El 90 por ciento de las demandas que se presentan ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje tiene que ver con el despido injustificado.