QUERÉTARO, Qro., 26 de diciembre de 2013.- El presidente de la comisión de la familia en el Congreso local, Germán Borja García, sostuvo que uno de sus principales objetivos para el siguiente año, será que sea aprobada la iniciativa que presentó este año, para que aquellas personas obligadas de dar pensión alimentaria a sus hijos que no cumplan con lo que establece la ley, sean señalados en una base de datos estatal para que los patrones puedan saber si son o no morososo en estas obligaciones de alimentación familiar.

«Yo quiero que el registro de deudores alimentarios morosos sea público, como lo es en el Distrito Federal, en el Distrito Federal es público y es, pues es como un buró de crédito, pero creo que es conveniente, porque si yo voy a emplear a una persona que no se hace responsable de sus hijos, pues entonces ¿cómo voy a emplear a una persona que no es responsable de sus actos?».

El diputado panista sostuvo que la finalidad no es enviar a los morosos a la cárcel, ni ‘quemarlos’ públicamente, sino simplemente dar esa información a los potenciales empleadores para que consideren si le dan o no el empleo que solicite, tras reconocer que en caso de enviarlos a la cárcel, existen menos posibilidades de que puedan cumplir con lo que se les ha obligado.

«No se vale que con 300 pesos que den mensualmente puedan darle sustento, comida, escuela y todo a tres niños, o ya digamos a dos, y vamos a trabajar muy duro en eso para que pueda ser aprobada esta iniciativa el próximo año, y desearles a las familias que tengan un próspero año nuevo».