Tras una persecución, los ocupantes de un taxi con placas para el Estado de México fueron asegurados por policías municipales y estatales como presuntos responsables de una balacera que inició en Bulevar de Las Américas; tras la agresión, pretendieron darse a la fuga.