QUERÉTARO, Qro., 05 de agosto de 2014.- La Estancia del Migrante González y Martínez en el municipio de Tequisquiapan urgió a las autoridades a atender a los niños migrantes, ya que en lo que va del año pasaron por el estado más de 9 mil menores, contra los 15 mil niños que atravesaron la entidad el año pasado.

Al referirse al anuncio de que Estados Unidos cerrará los albergues para niños migrantes, el cofundador de la estancia, Martín Martínez, señaló que no se trata de medidas que resuelvan el problema migratorio que enfrentan los menores.

“Hay que creer nada más la mitad de lo que se dice no sé en qué cabeza cabe, por qué no asimilan el problema y actúan conforme a la realidad que se presenta si sabemos que la migración va a seguir, esa no se detiene, a pesar de todos los esfuerzos que haga Obama no se va a poder”, resaltó.

Recordó que el año pasado atravesaron el estado más de 15 mil niños, mientras que en lo que va de este año suman más de 9 mil menores, lo que indica que el problema no disminuye, sino que se intensifica.

“México está plagado de la transmigración de Centroamérica, algunos se quedan, algunos olvidados, pero en todo este territorio, nadie tiene una cifra exacta. Hablamos de niños desde un mes de nacidos hasta 12, 13 años, 15, acompañados y no acompañados”, puntualizó.

Los menores, destacó, se enfrentan a peligros mayores que los que viven los adultos, porque pueden ser presa de tráfico de personas o tráfico de órganos, entre muchas otras condiciones de riesgo.

“Es crisis porque en todo mundo dice fenómeno, pero es crisis, ¿cómo va a ser un fenómeno la migración?. Yo lo llamo la catástrofe humanitaria”, insistió.

Para Martín Martínez “sería mejor (cerrar los albergues para niños migrantes) porque en Estados Unidos, la gente de allá, los tratan peor que animales, están peor que en la cárcel y los niños migrantes no son animales”.

El presidente de la Comisión de Asuntos Municipales y del Migrante de la 57 legislatura local, diputado Alejandro Delgado, calificó el cierre de los albergues como un “tema preocupante”.

“¿A dónde los van a mandar?, ¿a dónde estarán? ¿o los van a regresar a la línea fronteriza de México?, ¿siendo salvadoreños, hondureños, guatemaltecos o mexicanos?”, cuestionó el diputado.

Exigió a las autoridades que no se trate a los menores con la punta del pi y que tomen medidas porque los niños “siguen en el éxodo, porque siguen caminando hacia Estados Unidos, siguen contratando a polleros para que los puedan trasladar y entonces no se ve, que a pesar de que están cerradas las fronteras”.