En el marco del Día Mundial del Riñón, el IMSS en Querétaro dio a conocer que se atienden a los derechohabientes que reciben terapia sustantiva y requieren un transplante.

QUERÉTARO, Qro., 11 de marzo de 2015.- La delegación en Querétaro del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende a más de dos mil 15 derechohabientes que presentan una enfermedad renal avanzada, quienes reciben terapia sustantiva y requieren un transplante, aseguró la especialista María de Lourdes Bueno Monterrubio.

En el marco del Día Mundial del Riñón, la titular de la Coordinación de Información de Salud del IMSS en Querétaro declaró que 8.5 por ciento de los mexicanos, es decir, alrededor de nueve millones, presentan daño renal.

«Además, de ese universo más de 150 mil mexicanos se encuentran en una etapa avanzada, por lo que requieren de una terapia sustitutiva», puntualizó la funcionaria del sector salud.

Estableció que en el IMSS Querétaro también existen 411 pacientes con diálisis peritoneal automatizada (DPA), mil 55 con diálisis peritoneal continua ambulatoria (DPCA) y 549 con hemodiálisis.

La insuficiencia real es una enfermedad que resulta costosa, al considerar que una sesión de hemodiálisis cuesta alrededor de mil 300 pesos y que cada paciente requiere de 13 sesiones por mes.

Refirió que el IMSS hace un llamado a la población a redoblar los esfuerzos, cuidar su alimentación y hacer ejercicio, ya que la diabetes y la hipertensión que hay en el país son las principales causas de las enfermedades renales.

Bueno Monterrubio expresó que es necesario que todos los derechohabientes acudan de manera regular con su médico familiar y lleven un control de su estado de salud, a fin de prevenir la aparición de enfermedades que pongan en riesgo su vida.

Propuso también adoptar un estilo de vida saludable, incluyendo alimentación balanceada y baja en grasa, consumo suficiente agua, disminución del consumo de azúcares y efectuar diariamente ejercicio.