Este martes, profesores de la XXIV Sección del SNTE se manifestaron más de nueve horas; protestaron en USEBEQ, en el Congreso Local y en Palacio de Gobierno.

 

QUERÉTARO, Qro., 7 de julio de 215.- Tras más de nueve horas de movilizaciones y manifestaciones en diferentes dependencias del estado de Querétaro, maestros discidentes del la XXIV Sección del SNTE anunciaron movilizaciones más drásticas como la toma de la carretera 57, casetas de cobro y de gasolineras del estado para los siguientes días, esto derivado de la postura «indiferente» que adoptaron los miembros del Congreso Local y las autoridades estatales de Querétaro ante la petición de apoyo que pidieron los docentes en el tema de la evaluación de la reforma educativa.

Las movilizaciones iniciaron a las 6:30 de la mañana en las oficinas de la USEBEQ, donde más de mil maestros bloquearon en las entradas principales de la dependencia para impedir el acceso de los administrativos, sin embargo, y pese a que por más de cuatro horas solicitaron una entrevista con el coordinador general, Jaime Escobedo, este nunca se presentó. Posteriormente, los profesores iniciaron una marcha hacia el Poder Legislativo.

Durante la movilización hacia el Congreso local los maestros informaron que se les solicitaría a los diputados su apoyo para hacer un punto de acuerdo para exhortar al Congreso de la Unión a frenar la reforma educativa, pero minutos antes de su llegada todos los legisladores salieron de la sede para no atender a los docentes, incluso, el presidente de la Mesa directiva, Marco Antonio León Hernández, optó por no acudir a esta reunión que buscaban los profesores.

Una vez en el recinto Legislativo, el director de Servicios Administrativos del Congreso Local, José Agustín Lugo, los recibió y escuchó las demandas de los maestros y se comprometió con hacerlas llegar a los diputados locales. En este sentido, maestros pertenecientes a la movilización aseguraron que seguirán peleando por el respeto de sus derechos, ya que la reforma educativa y la realización de estos exámenes «únicamente busca privatizar la educación y hacer perder a los maestros los derechos adquiridos».

Cabe destacar que durante las nueve horas que duraron las movilizaciones los maestros acusaron a los líderes locales del SNTE, al diputado local Jesús Galvan y al Partido Nueva Alianza de trabajar exclusivamente para sus intereses personales, por lo que informaron buscarán la forma de recuperar el sindicato para que sea representativo de las necesidades de los docentes y no sólo que estén cobrando cuotas para ponerse después de la parte patronal.