QUERÉTARO, Qro., 12 de diciembre de 2014.- Tras una noche de serenata, velación y oración a la ‘Madre de los Mexicanos’, este viernes 12 de diciembre, desde muy temprano, devotos queretanos acudieron al Templo de la Congregación para agradecer a la Virgen de Guadalupe los favores entregados durante todo el año, así como para pedir su favor para el siguiente año.

Ubicado entre la calle Pasteur Norte, esquina con 16 de septiembre, el Templo de la Congregación se convierte este 11 y 12 de diciembre en la casa de Dios que más visitan los queretanos, ya que además de ser la sede donde se resguarda la imagen de la Virgen de Guadalupe en la entidad, también se cuenta con una reliquia del ayate de San Juan Diego y la Bandera mexicana, ubicada a los pies de la guadalupana, es la que se utilizaba en el templo del Tepeyac.

Esta tradición se ha heredado de generación en generación entre todos los mexicanos, al punto de ser la festividad católica más importante en México, en la que cada fiel busca un espacio en su día de trabajo para ofrecerle sus respetos y amor.