La Red Social dejará de desviar los ingresos de sus grandes clientes a Irlanda, donde tiene su sede internacional.

QUERÉTARO, Qro., 6 de marzo de 2016.- La red social más grande del mundo, pagará en Reino Unido los impuestos por los beneficios obtenidos en este país, publica El País.

A partir de abril, el gigante tecnológico estadounidense cambiará su controvertida política fiscal, de manera que los ingresos generados por los grandes anunciantes británicos serán contabilizados en Reino Unido y no a través Irlanda, donde la compañía tiene su sede internacional y se beneficia de una fiscalidad más ventajosa.

La decisión, tomada en respuesta a las crecientes críticas por las agresivas técnicas de evasión fiscal utilizadas por las grandes multinacionales tecnológicas, elevará en varios millones de euros la factura fiscal de Facebook. En 2014, la empresa pagó poco más de 5.500 euros en impuestos de sociedades en Reino Unido, menos de lo que cotiza un trabajador británico medio.

Lee más en El País