Diversos cuerpos de agua en la capital queretana y en el municipio de El Marqués se encuentran a su máxima capacidad, por lo que las autoridades de Protección Civil realizan constantes recorridos.

 

QUERÉTARO, Qro., 8 de julio de 2015.- A punto de desbordarse se encuentran presas y bordos en diversos puntos de la capital y El Marqués.

La presa El Diablo comenzó a desfogar y aunque no se han visto afectaciones, las autoridades de Protección Civil mantienen vigilancia para evitar cualquier percance.

Datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) arrojan que al menos tres presas en el estado se encuentran a su máxima capacidad.

En comunidades como Jofre, en Santa Rosa Jáuregui, al norte del estado, hubo afectaciones en algunas casas, esto derivado de que por las lluvias el dren se desbordó.

En varias viviendas se reportó el ingreso de agua y afectaciones a propiedades.