CIUDAD DE MÉXICO, 8 de julio de 2017.- El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), celebró el Día Mundial de la Vaquita Marina con la entrega de 220 mil firmas al gobierno federal, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, para solicitar más medidas de protección a la vaquita marina, especie endémica del golfo de California en México, y de la cual sólo quedan 30 ejemplares.

Jorge Rickards, director general interino en México del WWF, reconoció que la prohibición de usar en el hábitat de la vaquita redes de enmalle empleadas para la pesca ilegal de totoaba, medida decretada por el gobierno desde el 30 de junio, es un avance, pero pidió que se haga efectiva.

Además pidió que se autorice el uso inmediato de las técnicas alternativas de pesca ya existentes para que las comunidades locales puedan pescar en forma sustentable, a la vez que se desarrollan nuevas técnicas de pesca. Otra medida es que se termine con el tráfico ilegal del pez totoaba a Estados Unidos y China.

“La vaquita es una especie única de México, pero también es un patrimonio común de la humanidad. Debemos y tenemos la responsabilidad de salvarla y demostrarle al mundo y a nosotros mismos que podemos conservar esta y muchas otras especies, protegiendo así la rica biodiversidad de nuestro país y de nuestro planeta”. expresó.

Rickards entregó las 220 mil firmas de personas de 140 países del mundo al director de Vida Silvestre de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), José Luis Funes, frente a Palacio Nacional, y bajo el marco de 30 vaquitas marinas hechas de papel mache y un mar de plástico azul, como recordatorio de los pocos ejemplares que quedan.

Más información en Quadratín CDMX