AGUASCALIENTES, Ags., 27 de enero de 2015.- El Obispo de Aguascalientes, José María de la Torre, indicó que los salarios de los gobernantes deberían de ser tabulados con un principio de austeridad comparativamente con los salarios de los ciudadanos, publica Excélsior.

“Yo creo que sí, pero la austeridad tiene sus tabuladores. Ellos también, para hacer creíble su gobierno y autentificar que son servidores del pueblo, deberían de tener salarios más reales a los que el pueblo puede beneficiar.”

Señaló que aunque no existe punto de comparación en cuanto a las funciones, a los sacerdotes se les pide una pobreza decorosa y desprenderse de las cosas superfluas; por ello, tratan de vivir dignamente sólo con lo necesario.

“Los sacerdotes tienen seis mil de sueldo y reciben 50 pesos más o menos por cada misa que dan, así de que por 30 mínimo son mil 500 a dos mil. Viene redondeado en ocho mil, pero la diócesis tiene la obligación de prestarles casa dónde vivir y si viven en comunidad se les da una prestación mayor, porque los alimentos, la luz y los servicios los cubre la institución.”

Nota completa: http://m.excelsior.com.mx/nacional/2015/01/26/1004804