QUERÉTARO,Qro., 22 de Febrero del 2017.-Después de entusiasmar el mundo del motor con el Vuhl, el primer auto mexicano ultraligero de alta velocidad, los hermanos Guillermo e Iker Echeverría se enfocan en fabricarlo en una edición limitada que haga las delicias de coleccionistas y aficionados.

La planta de Vuhl tiene la capacidad para producir 60 vehículos anuales, una cantidad que podrían duplicar con facilidad, indicó Guillermo, aunque él mismo gusta de señalar que un máximo de 100 automóviles fabricados sería el «punto sano para la marca».

 

Lee más AQUÍ