CIUDAD DE MÉXICO, 25 de septiembre de 2020.- Entramados entre familias y políticos detonaron el conflicto del agua que hoy atenta contra un Tratado internacional, advirtió Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad Pública.

En conferencia matutina de este viernes, el funcionario federal aseguró que familias de nogaleros y cebolleros y sus vínculos con políticos de Chihuahua detonaron esta crisis por el acaparamiento del agua y que se han intensificado con las recientes protestas en la entidad.

«Hay un red de políticos involucrados en estos movimientos. Evidentemente quieren seguir manejando este tipo de negocios en detrimento del país poniendo en riesgo un tratado internacional», sostuvo durante su intervención en Palacio Nacional.

Mejía Berdeja explicó que entre los personas involucrados en estas relaciones se encuentran el gobernador Javier Corral y el exgobernador César Duarte, así como con el empresario Carlos Cuevas, quien se encuentra detenido acusado por el asesinato de dos de sus escoltas.

A través de láminas, exhibió a la familia Urionabarrenechea, a quien señaló por el acaparamiento del 3 por ciento de esta agua y que hoy está crisis por la entrega que se le debe a Estados Unidos mediante el Tratado de 1944.

Continúa en Quadratín México