QUERÉTARO, Qro., 3 de julio de 2020.- Las autoridades de los municipios serranos se encuentran alertas en caso de que requieran sumar esfuerzos para atender cualquier eventualidad que pudiera surgir con motivo de las lluvias, indicó la diputada presidenta de la comisión de Salud en la 59 Legislatura local, Karina Careaga Pineda.

La cercanía a cuerpos de agua, o la posibilidad de que se registren derrumbes, hace que se tenga especial atención en algunos puntos, como ocurre en Arroyo del Real, en Jalpan, en el primer caso, y con la carretera que comunica a Pinal de Amoles con Querétaro, en el segundo.

“Precisamente es temporada de lluvias, son zonas que hay que estar monitoreandolas, se hace de manera coordinada”.

En esa suma de esfuerzos participan las áreas de Seguridad y Protección Civil, de cada municipio, áreas a las que se suma Cruz Roja y otras instancias, cuando es un caso de gravedad.

Si bien, existen situaciones que se pueden prever, hay otras que no, como la caída de algunos árboles que se registró a inicios de semana en la zona de “Agua de Venado”, perteneciente a San Joaquín.

Aparte del monitoreo que mantienen las instancias correspondientes, urgió a la población a no cometer situaciones de riesgo, esto luego de que a inicios de la semana se tuvo que realizar un trabajo de coordinación entre Pinal de Amoles y Jalpan de Serra para rescatar a unos turistas de la capital queretana que ingresaron al Cañón del Infiernillo, en Pinal, sin guía y sin protección.

Recordó que, tras el rescate, los turistas dijeron no querer ayuda posterior para ingresar a un hospital.