QUERÉTARO, Qro., 13 de enero de 2021.-Para el personal médico del estado de Querétaro la llegada y aplicación de la vacuna contra Covid 19 les da un respiro y esperanza ante las largas jornadas de trabajo que han tenido en el marco de la pandemia.

José Francisco Soto Vargas, de 33 años, enfermero que se encuentra en el área de Urgencias del Hospital General de Querétaro, recibió este miércoles su primera dosis de la vacuna contra Covid-19, lo cual le da un alivio ya que “se nos están acabando las fuerzas”.

“Esperemos que con esto de la vacunación ya empiece a bajar un poquito todo”, expresó.

Foto: Sindicato de Salud de Salud de Querétaro sección 32

Él se encuentra en el turno nocturno del Área de Urgencias del Hospital General de Querétaro y desde que inició la contingencia sanitaria el 98 por ciento del personal que labora en esa área ya se contagio de Covid-19.

Compartió que a lo largo de la pandemia ha llegado a sentir desesperanza al ver que las personas aún no tienen conciencia y que muchas han muerto por Covid-19.

Aunado a que desde marzo del año pasado no ve a sus papás y que el mes pasado dio positivo, aunque afortunadamente con síntomas leves.

Francisco, exhortó a los ciudadanos a acatar las medidas sanitarias y de ser posible no salir de casa, pues lamentó que el Hospital General de Querétaro ya está saturado.