QUERÉTARO, Qro., 26 de noviembre de 2021.- La vacuna de la UAQ contra el Covid 19 ha demostrado su eficacia contra las 4 variantes de preocupación: Alfa, Beta, Gama y Delta; en su desarrollo continúa la fase 3, la última antes de iniciar las pruebas en humanos. La información se dio a conocer en rueda de prensa encabezada por la rectora, Teresa García Gasca.

Es la fase 3 la más costosa de todo el desarrollo de la vacuna contra el Covid 19 que desarrolla la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), por lo que para concretarla se requerirá forzosamente del apoyo del gobierno federal.

De 300 a 400 millones de pesos requiere la UAQ para la fase 3, por lo que realizará más eventos de colecta, pero forzosamente se necesita el apoyo de gobierno federal para esa cantidad de recursos. Es costeable para el gobierno, que tan solo para adquirir la vacuna de la marca Pfizer ha destinado cerca de 802 millones de pesos, eso de acuerdo con los costos difundidos del valor de la vacuna por la misma farmacéutica.

Mientras que la vacuna de la UAQ ha demostrado no generar reacciones secundarias, ni siquiera fiebre, y ser efectiva con 4 variantes de preocupación, vacunas comerciales pierden efectividad tras la aplicación de refuerzos.

El único respaldo que se generó a nivel federal fue el que inesperadamente dio la Cancillería de México que, pese a que no le corresponde, ayudó a que la UAQ lograra gestionar recursos internacionales para el financiamiento.

Se encontró nulo interés de Conacyt y la Secretaría de Salud.

Universidades, instituciones, empresas y sociedad en general se han sumado para lograr los avances y recursos que hoy se tienen.

Tecnológico de Monterrey, en Monterrey, y CIAD-Sonora tomaron meses para generar los desarrollos necesarios para comprobar la eficacia de la vacuna; gracias a su labor se comprobó la eficacia de la vacuna contra la variante original y las 4 variantes de preocupación: Alfa, Beta, Gama y Delta. Con todos se genera la misma reacción positiva. En todos se generan anticuerpos que neutralizan las variantes.

La UAQ cuenta ya también con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para que sea en sus hospitales en los que se realicen los ensayos una vez que Cofepris autorice a la universidad trabajar con humanos.