QUERÉTARO, Qro., 30 de marzo de 2020.- La necesidad de velar por la seguridad de personal y ciudadanos, llevó al ayuntamiento de Corregidora a detener el servicio que brinda a través de la Unidad de Control y Protección Animal (UCPA).

La unidad en Candiles detuvo por completo su actividad a favor de la población del municipio, mientras que la de La Negreta sí se mantiene operando, pero esta a puertas cerradas.

Quienes se vean obligados a buscar atención médica de urgencia para sus mascotas, deberán acudir, por tanto, a las instalaciones de La Negreta, pero únicamente se les recibirá si cuentan con cita previa.

Para pedir atención es que que los habitantes del municipio deberán llamar, primero, al 2 25 49 89, teniendo en cuenta que efectivamente debe tratarse de una emergencia.

Entre los servicios que se encuentran detenidos está, por tanto, el de esterilización a bajo costo, esquema que permitió intervenir a más de 4 mil mascotas, en lo que va de la actual administración.