QUERÉTARO, Qro., 5 de diciembre de 2020.- Egresados de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) que laboran o laboraron en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), delegación Querétaro, realizaron la 8ª Entrega de Cobijas a la Federación de Estudiantes Universitarios de Querétaro (FEUQ) para ser repartidas a personas en situación de vulnerabilidad en la entidad durante esta temporada de frío.

Se donaron más de 120 cobijas con la finalidad de que la FEUQ, a través de sus jornadas en comunidades del estado, las entregue a personas que más lo necesitan.

Al respecto, la rectora de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, Dra. Teresa García Gasca, agradeció la entrega de cobijas, la cual, dijo, es un símbolo de solidaridad, empatía, ayuda y hermandad, mismo que se traduce en motivación para un trabajo conjunto entre estudiantes y egresados.

Asimismo, reconoció que sostener una entrega de cobijas durante ocho años no es tarea sencilla e hizo un llamado a las y los egresados de a UAQ para apoyar a las y los actuales estudiantes, ya que la brecha ha aumentado la desigualdad.

“Quienes hayan pisado la UAQ son universitarios aun cuando dejen de ser estudiantes, así que nos toca, como universitarios, en donde estemos, en cualquier trinchera, defender a la Universidad y a la educación publica; quienes estudiamos y trabajamos aquí le debemos a la sociedad lo que somos, así que hay que retribuir y eso se nota en acciones como la que hoy estamos presenciando”, expresó la Rectora.

Por su parte, el Dr. Sergio Alberto Blanca Álvarez, docente de la Facultad de Medicina y exdelegado del ISSSTE, refirió que desde 2013 se realiza esta donación a la FEUQ, en un acto simbólico que no se ha roto y que se vuelve significativo y de singular importancia en medio de la pandemia de COVID 19.

En su intervención, Emmanuel Contreras Martínez, presidente de la FEUQ, apuntó que es tiempo de ayudar al otro: “celebro mucho esta donación como un parteaguas para tomar el camino hacia la inclusión, el respeto y la empatía, porque es en momentos de adversidad cuando conocemos quienes somos realmente y quienes queremos ser el resto de nuestra vida”.