MÉXICO, 7 DE JUNIO 2017.- «Mami, ¿me van a pinchar hoy?». «Sí», dice Eva sin titubeos. «Hoy te van a pinchar, Nacho».
«Mami, ¿por qué voy al hospital tanto y los niños de mi clase no?».
«Nacho, porque tienes la enfermedad de Dent. ¿Es que no lo sabes?».
«Ah, sí, claro mama, por eso, vale, vale».
Nacho tiene 7 años y sueña con ser futbolista pero tiene totalmente prohibido correr o jugar al fútbol salvo un ratito cada dos o tres semanas, debido a la grave osteoporosis que sufre.
«Nosotros vamos dos días al hospital y tres días al colegio», me explica Eva por teléfono.

La de Dent es una enfermedad rara y hereditaria en la mayoría de los casos, producida por una mutación genética en el cromosoma X que afecta al riñón y solo sufren unas 400 personas en todo el mundo, destaca BBC News.

LEER MÁS AQUI