QUERÉTARO,Qro.,26 de noviembre del 2016.- Aunque el jueves fue festivo en Estados Unidos por el Día de Acción de Gracias, Donald Trump dijo que estuvo trabajando. El presidente electo tuiteó que se puso en contacto con los fabricantes de los acondicionadores de aire Carrier, luego de que la empresa anunció su decisión de trasladar hasta 1.400 puestos de trabajo de Indiana a México.

Durante la campaña presidencial, Trump citó a menudo la decisión de Carrier —anunciada en febrero— como un ejemplo de cómo los empleos estaban saliendo del país. Dijo que como presidente promovería la creación de un impuesto sobre los equipos fabricados en México y vendidos en Estados Unidos.

 

Nota de Publimetro