ESTADOS UNIDOS, 26 de agosto del 2016.- Que Donald Trump y sus seguidores sean vistos como racistas en realidad nada tiene que ver con el discurso que el republicano ha tenido durante su campaña para llegar a la Casa Blanca, sino con una estrategia de su rival Hillary Clinton, declaró ayer el magnate, señaló El Informador.

En un discurso ofrecido en el Estado de Nueva Hampshire, Trump, quien en su campaña calificó a los migrantes mexicanos como “violadores”, manifestó que “construir un muro no te hace racista. Te hace astuto. Te hace un estadounidense”.

Agregó que las personas que advierten sobre “el terror islámico no son islamófobos. Son estadounidenses decentes que quieren refrendar nuestros valores de tolerancia y que quieren mantener a los terroristas lejos de nuestro país”.

Más información AQUÍ