ZACATECAS., 13 de febrero de 2020.- Una mujer identificada como Brenda, fue sentenciada por un juez en Zacatecas a cumplir una condena en una pequeña prisión varonil del municipio de Calera, ahí vivió tres semanas de tortura, abusos y violaciones.

“Que desde el momento en el que la Secretaría de Seguridad Pública conoció que a una cárcel distrital había ingresado una mujer hizo las solicitudes necesarias y el papeleo correspondiente para que se procediera con el traslado al CERESO femenil de Cieneguillas, este proceso tardó aproximadamente tres semanas, sin embargo, si reiterarte que desde que se conoció que se encontraba una mujer en una cárcel distrital se hizo todo lo posible para que fuera trasladada de inmediato al CERESO femenil”, explicó Rocío Aguilar, vocera del estado de Zacatecas.

La Secretaría de Seguridad Pública de Zacatecas aseguró que actuó de inmediato desde el ingreso de Brenda al penal, pero fue el Poder Judicial del estado -que no se ha pronunciado al respecto-, el responsable de la sentencia y del largo papeleo para el traslado a un penal femenil.

Lee más en Excélsior