CIUDAD DE MÉXICO, 23 de junio de 2020.- Los recortes en el presupuesto y en los recursos destinados para el pago de gasolinas y viáticos en el Poder Judicial dejaron en estado vulnerable a varios jueces, quienes tuvieron que optar por carecer del servicio de escoltas o sufragarlo con sus propios medios debido a la política de austeridad que llevó a la cancelación de recursos para vales de gasolina y viáticos dirigidos al cuerpo de seguridad que tenían asignado.

En 2018 se eliminó la partida destinada al pago de viáticos y gasolina para escoltas, sin embargo tras el asesinato en Colima del juez federal Uriel Villegas y su esposa, el Secretario Ejecutivo del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal reculó la disposición y autorizó apoyo de recursos adicionales para los casos en los cuales los jueces tengan asignado un equipo de seguridad, según consta en el OFICIO SEPLE./PLE./002/1942/2020 que fue aprobado por unanimidad de siete votos en el Pleno el pasado 22 de junio.

Más información Aquí