MORELIA, Mich., 19 de agosto de 2020.- La falta de atención de los legisladores en las sesiones virtuales del Congreso del Estado fue puesta de manifiesto por el diputado Antonio Soto Sánchez, quien emitió un voto a favor sin saber ni de qué se trataba y, con el micrófono abierto, lo reconoció: ¡pues ya no supe qué puta madre voté, qué barbaridad!

El carraspeo de la presidenta de la Mesa Directiva, Brenda Fabiola Fraga, que se ha vuelto la señal de que los diputados están diciendo barbaridades con el micrófono abierto se escuchó, antes de que se diera a conocer que fue aprobada la glosa del cuarto informe de gobierno en materia de industria, comercio y servicios.

En las sesiones virtuales, como las presenciales, los legisladores siempre dan de qué hablar ya que están en todo, menos en la sesión y, aunque en la sesión de este martes es la primera vez que se votan dictámenes el ausentismo y la distracción fueron constantes.

Más información Aquí