QUERÉTARO, Qro. 27 de febrero del 2017.- Las tomas clandestinas son “un dolor de cabeza” para las autoridades de gobierno en Querétaro y, aunque hay vigilancia, es necesario que se refuercen los mecanismos de seguridad de los tres niveles de gobierno, afirmó Juan Carlos Padilla Aguilar, delegado estatal de la Secretaría de Gobernación, informó El Universal.

Dijo que ha hablado en múltiples ocasiones con autoridades regionales de Petróleos Mexicanos para advertir sobre la posible complicidad de trabajadores de la empresa.

Más información AQUÍ