ESTADOS UNIDOS, 27 de mayo 2020.- Este miércoles la histórica misión Demo-2 de la NASA y SpaceX sería enviada astronautas desde suelo estadounidense después de que el país cancelara hace nueve años su programa de transbordadores.

Era el primer vuelo tripulado con miras a iniciar los despegues comerciales al espacio, un tema que ha dominado las páginas y los filmes de ciencia ficción, pero lo pospusieron al no haber condiciones.

Este viaje podría dar pie a que otras agencias espaciales en el mundo intenten realizar este tipo de proyectos, mientras algunos empresarios como Elon Musk se han declarado interesados en participar en la conquista comercial del espacio.

La Agencia Espacial Australiana se ha propuesto aumentar sus inversiones en bases y mano de obra para mejorar su programa espacial en un proyecto a 10 años, que podría acercarlos a los lanzamientos de este tipo, afirma The Sydney Morning Herald.

De acuerdo con el plan la Cápsula Dragón está destinada a llegar a la Estación Espacial Internacional, pero una de las mayores preocupaciones en este momento es el clima en Florida, pues se han presentado lluvias que podrían detener el lanzamiento.

El SpaceX Demo-2 será el primero vuelo tripulado que despegará de una base estadounidense después de aproximadamente diez años, un evento que la pandemia por Covid 19 no detuvo.

El lanzamiento de esta tarde se efectuaría desde el Kennedy Space Center que se encuentra en el estado de Florida, a las 4:30pm (15:30 h de Ciudad de México) y podrá ser visto por millones de personas a través de la transmisión desde las redes sociales de la Agencia Espacial, que se abrirá para que accedan a ella los interesados, pero ahora será el 30 de mayo.

La nave será tripulada por los astronautas Doug Hurley y Bob Behnken, quienes fueron aceptados como astronautas en el año 2000 y han participado en misiones de transbordadores espaciales.