QUERÉTARO, Qro., 22 de agosto de 2018.- En una vocación que nació hace 25 años, Juan Martín Zacarías aún recuerda su ingreso a los bomberos de Querétaro, donde ha dado su vida, esfuerzo y dedicación para cuidar de los ciudadanos.

“Muchos quieren ser bomberos y pocos somos los elegidos, los que acabamos realmente la vocación como bombero, como yo que hoy cumplo 25 años como bombero voluntario”, indicó.

El ingreso no fue fácil, comenzando por convencer a su familia de esta actividad en la que se arriesga la vida, pero con empeño logró consolidarse como voluntario, y más tarde y ser referentes entre sus compañeros.

“Tengo dos hijos y una niña, y mi esposa, un hijo ya está aquí conmigo de bombero, mi otro hijo viene aquí, pero mi esposa y mi hija como que no están muy a gusto todavía después de 25 años que llevo aquí”, explicó el bombero.

En este día del bombero, recibió un reconocimiento por haber cumplido 45 guardias de manera voluntaria, dejando de lado el descanso las noches de viernes, para entregarla a este cuerpo heroico y al cuidado de la ciudad.

“Las guardias nocturnas mi guardia voluntaria es todos los viernes, entonces todos los viernes aquí estoy yo, todas las noches, sacrificamos muchas cosas por estar aquí, fiestas, familia, la vida social allá afuera”, señaló.

Hoy, uno de sus hijos sigue sus pasos, en una labor que les exige tiempo, pero que igual les deja la satisfacción de poner su granito de arena para cuidar a la ciudad