· Conago: en busca de acuerdos entre amagos

· Gran esperanza: inversión en infraestructura

· El gobierno federal atropella sin contrapesos

Los vientos de guerra parecen disipados.

Si alguna posibilidad había de confrontación, se desactivó desde Palacio Nacional con la difusión de videos de Emilio Lozoya.

No fue casual la capitalización política de ayer en la conferencia rutinaria y tampoco es menor el amago de difundir más para hacer un gran escándalo nacional.

-Asunto de Estado –dice el discurso gubernamental, el propósito puesto en las elecciones intermedias de junio de 2021.

Esa difusión dio en el centro flotación de las dos agrupaciones de gobernadores más activas, la panista Goan y la Alianza Federalista.

Se facilitó porque la mayoría de mandatarios del Partido Acción Nacional (PAN) también pertenecen a la otra, más numerosa, más plural.

Además de los azules están Enrique Alfaro, de Movimiento Ciudadano (MC), y Silvano Aureoles, del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Ellos no llegarán hoy con ventajas a San Luis Potosí, donde el priísta Juan Manuel Carreras será el anfitrión de este ansiado esfuerzo de renovación del federalismo.

O mejor dicho, llegarán en desventaja.

TEMA CENTRAL: INVERSIÓN

No todo está perdido.

En el horizonte están los adelantos sobre previsibles anuncios importantes para beneficio de las 32 entidades federativas.

De entrada:

La federación les reembolsará parte de lo gastado durante la actual crisis sanitaria y también para apoyar al aparato productivo de sus entidades.

Esto vendrá acompañado de la esperanza máxima: proyectos de infraestructura con el objetivo primario de generar empleo en todo el país.

Para cumplir las expectativas, deberá ser una millonada con concurso público y privado.

Todo el aparato productivo está atrofiado, pero hay zonas donde la dependencia de una sola actividad –el turismo por ejemplo- ha dejado un panorama desolador.

Este tema servirá de punto de partida para una discusión a fondo del sistema fiscal imperante y, sobre todo, distribuir mejor los recursos.

Las vías son muchas: una convención nacional hacendaria, un acuerdo marco o un convenio de coordinación general.

En materia de salud hay un tema preocupante para los gobernadores: el personal ya está cansado y eso debe obligar a un replanteamiento del sistema médico y hospitalario.

El complemento previsible es el tema educativo, ya resuelto con el inicio de clases en todo el país el lunes próximo.

GOBIERNO SIN CONTRAPESO

1.- La reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Congo) confirma lo dicho ayer en Michoacán por Roberto Madrazo:

-No hay contrapesos al poder presidencial.

No lo consiguen los gobernadores aunque critiquen y tampoco los partidos de oposición, inmersos en sus propias crisis.

-Es una oposición dispersa, que sólo se queda en la diatriba, pero poco propone a los ciudadanos –analizó Madrazo.

Llevado este análisis a la práctica, la iniciativa y las decisiones las tendrá ya saben quién aunque se disfrace de gobierno federal.

Y 2.- lo suponíamos:

Hoy en San Luis Potosí no habrá pruebas para los altos funcionarios que asistan a la reunión de la Conago.

Ese requisito sólo se lo puede imponer la Casa Blanca