Los gobernadores tocan otra vez a las puertas de Palacio

Solicitan un diálogo de la república con fines federalistas

Los estados mineros exigen devolución de 3 mil millones

Hemos visto el enojo de los gobernadores.

Se sienten marginados porque no se les abren las puertas de Palacio Nacional para atender mejor las emergencias sanitaria y económica.

Presente tienen la fecha.

No han tenido diálogo colectivo con el jefe del Ejecutivo federal desde el 21 de febrero, cuando el sudcaliforniano Carlos Mendoza Davis asumió la presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Después hubo comidas, muy corteses pero sin diálogo de fondo, por tandas: primero los priístas, luego los panistas y al final los afines al anfitrión.

En aquel tiempo había objeción de la naciente Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (Goan) a aceptar el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

No tenían mucho margen.

Sentían la restricción de recursos para atender una pandemia cuyas dimensiones no conocían y, además, se les responsabilizaba por la salud de toda su población.

Un riesgo muy temerario.

Imposible correrlo con su escasa infraestructura hospitalaria y cada día menos dinero.

Encabezados por el hidrocálido Martín Orozco, al final aceptaron las presiones y se adhirieron como antes lo hicieron los priístas.

EL MAL AMBIENTE POLÍTICO

Pero la esperanza muere al último, creen.

En la conversación que encabezará esta semana la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, plantearán una vez más un diálogo de la república.

Si hay respuesta favorable, tal vez por fin tengan fecha para la ceremonia de transmisión de la Conago de Carlos Mendoza Davis a Juan Manuel Carreras.

Luego los gobernadores discutirán si el período de cuatro meses se respeta o se recorta en demérito de Carreras para no alterar el calendario.

En lista para sucederlos están la sonorense Claudia Pavlovich y el michoacano Silvano Aureoles, el gobernador menos grato a Palacio junto con Enrique Alfaro.

Tendrán tiempo para ello.

Lo fundamental es conseguir la cita presidencial vía la secretaria Sánchez Cordero y llevar sus inquietudes federalistas en busca de un trabajo colectivo para atender -y superar- la pandemia en todas sus secuelas.

Podría cambiar el ambiente político nacional.

EN POS DE 3 MIL MILLONES

1.- La idea suena lógica.

Y sobre todo porque se planteó en un foro convocado por el subsecretario de Minería, Francisco Quiroga, ligado al sector por muchos años.

En diálogo con gobernadores con esa vocación, la sonorense Claudia Plavovich pidió regresar los recursos del Fondo Minero a los municipios productores.

-Esos pueblos sólo ven pasar la riqueza que ellos mismos generan -dijo para satisfacción de sus colegas Héctor Astudillo (Guerrero), Miguel Riquelme (Coahuila) y José Rosas Aispuro (Durango).

Son tres mil millones de pesos anuales cuyo destino cambió el actual gobierno para darlos a sociedades de padres de familia escolares.

2.- Ricardo Monreal dialoga con coordinadores de las demás fracciones para acelerar reformas constitucionales y complementarias.

El propósito es no dejar todo el peso a la próxima Legislatura con una Cámara renovada.

Y 3.- ayer hablábamos de la confrontación Alejandro Gertz Manero-Santiago Nieto y la urgencia de conciliación.

Ya tienen el llamado presidencial a la cordura y a al coordinación.