CIUDAD DE MÉXICO, 23 de junio 2020.- Banco Santander, a través de Santander Universidades, realizó un donativo de 4 millones de pesos a la Fundación TecSalud para garantizar el desarrollo, investigación y aplicación del protocolo de Plasma Convaleciente que al día de hoy ha ayudado a más de 24 personas afectadas con Covid 19 en el estado de Nuevo León.

Arturo Cherbowski Lask, Director Ejecutivo de Santander Universidades y Director General de Universia México, comentó que “en el contexto de la pandemia, como banca responsable hemos activado diversas iniciativas, y entre ellas se destaca esta contribución, que apunta al desarrollo de un tratamiento contra el Covid 19 usando plasma donado por pacientes recuperados.

Tenemos la esperanza de que los resultados de estas investigaciones marquen un hito importante en medio de esta pandemia”.

“El apoyo a protocolos de investigación específicos contra el COVID-19, como el de Plasma Convaleciente, ayuda a entender el comportamiento del virus ante distintos perfiles genéticos y por tanto a detener la propagación de este virus encaminando los resultados hacia tratamientos curativos o bien una vacuna contra Covid 19. Los recursos obtenidos gracias a este generoso donativo estarán enfocados a cubrir el costo de los exámenes y procesos necesarios para el Protocolo para, al menos, 120 donantes”, explicó el Dr. Juan Homar Páez Garza, Director de la Fundación TecSalud.

A principios de abril, TecSalud, en colaboración con la Secretaría de Salud de Nuevo León, inició con la aplicación del plasma o suero convaleciente como una opción de tratamiento para pacientes de esta enfermedad en estado crítico.

En México, este protocolo fue ingresado a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) por la Institución y ya fue aprobado.

Después de que una persona se recupera de la enfermedad COVID-19, genera los anticuerpos que la protegen contra el virus SARS-CoV-2, lo cual lo hace candidato para donar una parte de su sangre conocida como “plasma” en una cantidad que no le afecta en su salud y que potencialmente beneficiaría a un enfermo de COVID-19.