MÉRIDA, Yuc., 27 de abril de 2020.- Luego de un monitoreo de verificación a las nueve sucursales de la ciudad, personal de la dependencia colocó sellos para restringir temporalmente el acceso a los usuarios ya que se pudo constatar que los precios que se anunciaban en los folletos de sus promociones no coincidían con los exhibidos en las tiendas, además aplicaban restricciones en sus promociones y éstas no estaban a la vista del público consumidor.

De acuerdo a información emitida por Procuraduría Federal del Consumidor, en la Zona Metropolitana de Mérida, éstas acciones se realizan en establecimientos con actividades laborales no esenciales y que se encuentran laborando durante la emergencia sanitaria generada por el Covid 19.

La titular Sisely Burgos Cano mencionó que continuarán con los monitoreos a establecimientos con actividades no esenciales y que se encuentren laborando, verificando su comportamiento comercial, así como el cumplimiento de las Normas Oficiales Mexicanas aplicables.

Más información Aquí