QUERÉTARO, Qro., 19 de enero de 2020.- A tres semanas de que entró en vigor el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), más de 80 denuncias se han presentado ante la Secretaría del Bienestar por cobros excesivos.
Entre las denuncias se encontró el de una persona que debió pagar más de 80 mil pesos tras el servicio en los centros públicos de atención, y el de otra, que se debió ir sin recibir el servicio, debido a que no tendría dinero para cubrir el cobro, declaró el delegado, Gilberto Herrera Ruiz.
Recordó que, en Querétaro, es el estado el que continúa proporcionando los servicios de salud, toda vez que el gobernador rechazó firmar el convenio con el gobierno federal para que entre en operación el Insabi.
“Una señora de Jalpan trajo a su mamá con costillas rotas, 140 mil pesos (le exigían pagar); se la tuvieron que llevar, así, sin ser operada, porque nunca consiguió los 140 mil. Hay otra persona que sí pagó los 80 mil pesos y vamos a hallarla para tratar de que la Secretaría de Salud, o quien tenga a bien la Secretaría de salud definir, pues le reembolse esos 80 mil pesos que pagó… él ya hizo su cooperación haya en Jalpan”.
Lamentó que los cobros se realicen, sobre todo, en aquellas personas que requieren atención médica de tercer nivel, y a quienes les resulta imposible cubrir los altos costos de medicamento, por ejemplo, para combatir el cáncer.
La mayoría de las denuncias se realizan contra el Hospital General y el del Niño y la Mujer, toda vez que al ser de especialidades, ahí llegan habitantes de diferentes municipios y comunidades.
En todos los casos, la delegación a su cargo tratará de dar seguimiento a quienes se han acercado para denunciar, además de que solicita el apoyo a gobierno del estado para que a la población, efectivamente, la atienda de manera gratuita.