Un hombre de 68 años identificado como Pedro Olmos, preso por violar a su pequeña vecina de 13 años, fue confinado a prisión domiciliaria cerca de donde radica su víctima, esto ante el temor de que pudiera resultar contagiado de coronavirus COVID-19 en la cárcel.

El dramático hecho ocurrió en la localidad argentina de Burzaco, a donde el violador regresó a vivir tranquilamente desde el pasado 4 de abril.

El hermano mayor de la niña víctima, un joven de 27 años que además es su tutor, se encuentra frustrado con la decisión del juez y ha referido que si se cruza con el delincuente podría atentar contra él.

Así fue como el sujeto violentó a la pequeña

El terrible crimen contra la pequeña ocurrió el 13 abril del 2019, cuando Pedro Olmos organizó una fiesta de cumpleaños para uno de sus nietos.

Entre los invitados estaba M., la niña de 13 años agredida, quien asistió junto sus otros 8 hermanos: todos eran amigos del festejado y de su familia.

Entre las cuatro y las siete de tarde, mientras M. jugaba, el agresor la llamó. La agarró del brazo y se la llevó a la fuerza al fondo de la casa, a una habitación de su propiedad.

Lee más en Radio Fórmula