ALEMANIA, 6 de enero del 2016.- Los habitantes de la isla de Langeoog al norte de Alemania se llevaron una grata sorpresa, cuando una de sus playas se llenó de colores, gracias a miles de ‘huevos kinder’ que llegaron hasta la costa. Así lo informa Excelsior

De acuerdo a reportes de las autoridades, un barco perdió parte de su carga durante una tormenta el pasado 24 de diciembre, por lo que los huevitos de colores cayeron al mar hasta llegar a la playa.

1595129

Lee la nota completa aquí