QUERÉTARO, Qro., 20 de octubre de 2019.- En similitud con lo expresado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el vocero de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril, señaló que son los padres y la estructura familiar la encargada de vigilar que los hijos no se involucren en una actividad ilícita para evitar así la situación de violencia que tiene el país.

Lo anterior, entorno al evento sucedido en Culiacán, Sinaloa, en el que por la detención de Ovidio Guzmán los grupos de crimen organizado generaron un caos violento, mismo que motivó la liberación del mismo lider del narcotráfico.

Al respecto, Lara Becerril reconoció que evitar el derramamiento de sangre era la decisión más sabia, sin embargo comentó que hasta el momento no se han visto las políticas públicas que protejan a la familia además de que en el caos de aquella entidad del norte las autoridades de seguridad se vieron rebasadas.

«Hay que continuar reforzando, ponerle muchísimo empeño pero sobre todo que los papás estén muy al pendiente de sus hijos, que sus hijos nunca se vayan a involucrar en una actividad ilícita porque cuando ya los hijos se inmiscuyen en una actividad ilícita es puro sufrimiento a nivel de la familia y desajustes a nivel social» dijo.