QUERÉTARO, Qro., 3 de octubre de 2019.- A dos días de haber entrado en vigor el reglamento que prohíbe los popotes plásticos desechables en la Capital, no se han realizado visitas a los establecimientos ni se han recibido quejas por parte de la ciudadanía.

Genaro Montes, secretario de desarrollo sostenible municipal, detalló que en una primera instancia se estarán realizando recomendaciones, posteriormente amonestaciones y multas por 4 mil 478 pesos, y finalmente la cancelación de la licencia de funcionamiento.

Al llegar a las vistas aleatorias se revisa si existen bebidas en las que se otorga popote, en caso de ser así, se levanta un acta y se otorgan 5 días al propietario para justificar su entrega.

Los ciudadanos podrán reportar al teléfono 070 a aquellos establecimientos que otorguen popotes plásticos, de manera anónima.