QUERÉTARO, Qro., 11 de enero del 2017.- Aún no se tiene definida una fecha para que el juez dicte sentencia en contra del responsable de la muerte de la joven Yosheline Arenas Heredia.

Luego de que en febrero se cumplirá un año de su detención y consignación, por el delito de homicidio calificado.

La magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Consuelo Rosillo Garfias, reveló que en marzo está programada una audiencia para el desahogo de algunas pruebas.

Explicó que según se lleve a cabo dicha audiencia y si ya no existen más pruebas que ofrecer, se procedería al cierre de instrucción. Aunque, también aclaró que ello dependerá si el inculpado vuelve a renunciar a su plazo para ser juzgado.