SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 16 de abril de 2019.- Ocho casas de palma y otates del ejido San Nicolás quedaron reducidas a cenizas la tarde de este lunes.

La conflagración inició en la casa de Micaela Vicente Santiago de 40 años de edad y quien quemaba basura en el patio de su casa. En un determinado momento decidió ir a la casa de su madre sin verificar que estuvieran apagadas las llamas.

El viento levantó las brazas que alcanzaron su vivienda y después otras siete de sus vecinos. Ella guardaba 10 mil pesos en su casa.

Más información Aquí