QUERÉTARO, Qro., 21 de junio de 2021.- La tradición taurina de Querétaro está en riesgo de recibir una estocada tal vez mortal en una faena involuntaria contra los poderosos intereses del sector comercial, pues la cadena estadounidense de supermercados HEB puja por la compra de la Plaza de Toros Santa María para construir en su lugar una de sus sucursales.

Con más de año y medio sin actividad a causa de la pandemia, el coso de Constituyentes se ha convertido en una carga económica mayúscula, pero al mismo tiempo en una de las propiedades más codiciadas de la ciudad, debido a su ubicación privilegiada.

Desde hace un año han sido varios los inversionistas interesados en adquirir la plaza, pero se han ido descartando en las negociaciones y HEB es el más reciente y el más avanzado de las negociaciones, con la intención de construir ahí una tienda.

Trascendió que las negociaciones por la Santa María, una de las más tradicionales plazas de toros del país, rondan los 390 millones de pesos.

Diario de Querétaro solicitó una entrevista con el dueño de la plaza Santa María, Nicolás González, pero éste se negó a hablar rotundamente acerca de la venta de este inmueble.

Lee más en El Diario de Querétaro