QUERÉTARO, Qro., 22 de junio de 2018.- La sentencia por feminicidio otorgada por las autoridades locales al expolicía que asesinó a su pareja, es un caso emblemático para el estado de Querétaro y representa el primer paso para la justicia que buscan las mujeres en la que es evidente la existencia de violencia de género, apuntó Maricruz Ocampo Guerrero una de las activistas que solicitó la alerta de género en la entidad.

La defensora de los derechos de las mujeres publicó en sus redes personales la importancia que representa esta primera sentencia, sin embargo, resaltó que la lucha todavía no ha concluido pues existen diversos casos que no han sido catalogados como feminicidios y cumplen con las características para hacerlo.

«Este caso es un primer paso para la justicia de las mujeres en nuestro estado. Esta sentencia también demuestra la necesidad de que las OSCs nos capacitemos de manera permanente a fin de dar un acompañamiento puntual a las víctimas y así ayudarlas eficazmente en su lucha por la justicia. También debe servirnos para reflexionar e insistir en que el grave problema que significa la violencia contra las mujeres debe atenderse desde sus orígenes y no solamente cuando una mujer pierde la vida a manos de un feminicida» redactó.

En este sentido, reflexionó sobre las consecuencias a las que se enfrentaría la familia de Griselda, quien fue asesinada por su esposo, pues sus hijos deberán vivir con un padre en prisión y bajo el conocimiento de que mató a su madre.