CIUDAD DE MÉXICO, 13 de octubre de 2019. — Un grupo de 43 indígenas luego de por lo menos 20 años, sigue esperando los títulos de propiedad que le debe el Gobierno federal, violando así sus derechos humanos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió la Recomendación 75/2019 al secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón, por violaciones a los derechos humanos a la posesión, legalidad y seguridad jurídica, en agravio de 41 indígenas tzeltales y dos personas mayores posesionarias de terrenos nacionales en el estado de Chiapas, cuya regularización, enajenación y titulación no se ha realizado con debida diligencia en el procedimiento y plazo razonable, atribuible a personal de la entonces Secretaría de la Reforma Agraria (SRA), actualmente Sedatu.

De acuerdo a un comunicado, tras analizar los expedientes la CNDH acreditó omisiones y prácticas dilatorias por la Sedatu, tales como retardo injustificado en la regularización de los terrenos nacionales, repetición de diligencias agotadas, solicitud de constancias de uso de suelo, así como la validación de pagos que ya tenían más de 10 años de haberse realizado.

Más información Aquí