CIUDAD DE MÉXICO, 24 de abril de 2018.- En un hecho inédito, más de 500 asesores, de los mil 500 totales, de todos los grupos parlamentarios, así como de las comisiones, realizaron una protesta al interior de la Cámara de Diputados, en demanda del cumplimiento de su contrato, el cual vence el 31 de agosto, pero que, de acuerdo a los inconformes, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) acordó rescindirlo el 31 de mayo y sin liquidación.

Ante ello, decidieron tomar los pasillos de la Cámara de Diputados y en pleno vestíbulo frente a la entrada principal al Salón de Plenos, comenzaron su protesta y al grito de “solución, solución”, “no somos rateros, somos asesores”, “que salga Jucopo”, exigieron hablar con los coordinadores de las bancadas, quienes integran la Jucopo, así como con su presidente, el panista Marko Cortés, para que exigir que se les cumpla el contrato hasta el 31 de agosto y con ello no solo reciban su salario por los tres meses restantes, sino que también se les otorgue una liquidación.

Los asesores tienen un papel fundamental en el trabajo legislativo que se desarrolla en la Cámara de Diputados, pues tienen la formación, no sólo académica, sino también técnica, para elaborar desde informes, puntos de acuerdo, hasta las iniciativas que presentan los diputados en tribuna, es decir, son el cerebro que trabaja detrás de un diputado, quienes, a decir de los asesores, se llevan hasta un año completo en conocer el trabajo legislativo.

Cabe señalar que en muchas ocasiones, la información exacta y concreta sobre alguna iniciativa, ley o tema en particular, la tienen los asesores y no los legisladores.

Los trabajadores inconformes, señalaron que los recursos de sus salarios ya están etiquetados en el Presupuesto de este 2018, como parte del dinero que corresponde a cada grupo parlamentario y que, sin embargo, no tienen un fin establecido.

Más información Aquí