QUERÉTARO, Qro., 22 de febrero del 2017.- Derivado de la aplicación de la Unidad de Medida y Actualización en los recursos que el CONACYT entrega a los universitarios mediante becas de investigación y posgrado, Bernardo Romero Vázquez coordinador del Programa Universitario de los Derechos Humanos de la UAQ anunció la presentación de un amparo por cuestiones de becas y tres amparos más contra el decreto al presupuesto de egresos de la federación para el 2017.

«Se violentan los Derechos Humanos de los estudiantes, ya que con la aplicación de esta Unidad Medida y Actualización se perjudica a los universitarios en su derecho a una vida digna, además que viola el derecho humano a la educación, por ello se está impulsando el Amparo en contra de la resolución del CONACYT por el cálculo de los recursos que se entregan en becas».

Asimismo estudiantes becados de maestrías, posgrados e investigadores afirmaron que el CONACYT se comprometieron mediante un contrato a entregar un apoyo económico calculado en salarios mínimos, contrato que se violenta, ya que esta ley está siendo aplicada de manera directa e injustificada a todos los estudiantes que se ven beneficiados con estos recursos federales.

En este sentido refirieron que la afectación real directa para los estudiantes es de seis por ciento del total de recursos que recibían como becados, ya que únicamente están percibiendo el 94 por ciento del 100 por ciento de los recursos que se esperaban para este 2017.

Pese a que las becas del CONACYT deben ser apoyos para la manutención de los estudiantes, ya que derivado del contrato se les prohíbe a estos becados trabajar y percibir un ingreso, por ello no se debe aplicar la UMA en este sector de la población, porque se daña el derecho a la dignidad de las personas.

Asimismo informaron qué hay tres amparos más para combatir UMA en el tema de los Derechos Humanos ante el Poder Judicial de la Federación, por el presupuesto de egresos de la federación.

Actualmente en el estado de Querétaro se tienen cerca de mil 300 becados por el CONACYT de los cuales más de mil alumnos están inscritos a posgrados de la Universidad Autónoma de Querétaro, además que con la implementación de la UMA el CONACYT dejó de percibir 27 millones de pesos, por la disminución que se ha generado a los 52 mil becarios a nivel nacional.