QUERÉTARO, Qro., 19 de agosto 2017.- A partir del 2018 serán aplicables las sanciones del nuevo reglamento de Protección Civil que incluye lineamientos como la obligatoriedad de contar con un desfibrilador, informó Fernando Martínez Garza, coordinador de la Unidad de Protección Civil del municipio de Querétaro.

El funcionario precisó que todos aquellos establecimientos que tengan un aforo de más de 500 personas están obligados a adquirir un desfribilador automático como parte de las medidas de seguridad o más equipos dependiendo del número de personas que pueda albergar un inmueble. Este equipo puede tener un costo aproximado de 30 mil pesos.

«¿A quién le impacta? Bueno, pues a plazas comerciales, a hoteles, el Parque Bicentenario que aquí ya lo teníamos, y la historia nos cuenta que con el equipo que tenemos ahí se logró salvar la vida de una persona que le dio un infarto en el lugar. Esto es a grandes rasgos los cambios más importantes que tiene nuestro reglamento» dijo.

El coordinador explicó que el reglamento anterior llevaba casi 10 años en funcionamiento por lo que era necesario la renovación de dicho marco normativo. Además de la obligatoriedad de contar con un desfibrilador automático se delimitaron las causas en las que serían aplicables determinadas sanciones.

Martínez Garza resaltó que el objetivo de estas nuevas disposiciones no es aplicar las sanciones sino cumplir con las normas mínimas de seguridad por lo que será verificado el cumplimiento del mismo como requisito para renovar los vistos buenos y en consecuencia las licencias de funcionamiento.